Images-loading

LA FORMACION POR COMPETENCIAS DE LOS DOCENTES: SUS DESAFIOS

 

La decidida posición del estado dominicano para asumir el cambio en estructuras, métodos de aprendizaje y perfiles de egreso de la nueva generación de estudiantes, pone en el centro del debate nacional la naturaleza de la formación de los docentes que serán los llamados a posibilitar esa necesaria transformación educativa. Desde el punto de vista de ICD exponemos los ejes centrales a través de los cuales consideramos debe movilizarse la formación docente requerida hoy:

- Formar a los docentes desde el enfoque por competencias. Esto implica cambios de fondo: desde el énfasis en el saber, hacia una formación orientada al saber actuar efectivo (desempeño). Es Saber cómo hacer, actuar, desempeñarse, y diseñar acciones concretas de aprendizaje.

- Esta perspectiva impone una formación docente no basada en el enciclopedismo, sino en competencias integrales: estratégicas (técnicas), Intrategicas (genéricas) y básicas, que le permitan movilizar recursos de manera rápida, pertinente y creativa para entender y asumir lo volátil, cambiante e inestable de los conocimientos.

- Una formación por competencias para que el docente sepa hacer y actuar integrando múltiples recursos cognitivos: saberes, estrategias, capacidades, desarrollo progresivo de habilidades y destrezas, informaciones, valores, actitudes, esquemas de percepción, de evaluación y de razonamiento, integrándolos en la planificación y ejecución docente.

- Que tenga una visión inter y transdisciplinaria para articular aspectos técnicos/teóricos/prácticos/de acción de su materia con otras del currículo.

- Esta formación ES más que teoría y práctica. Es la aplicabilidad (competencia) de poder y saber actuar, dar sentido y significado e interpretar de manera pertinente las situaciones de aprendizaje de sus estudiantes, para tomar decisiones efectivas a partir de la experiencia-acción-reflexión-aprendizaje-re aprendizaje.

Es por esto que en el ICD proponemos una formación docente orientada a APRENDER A APRENDER CRITICA Y PERMANENTEMENTE. Esto significa destacar el carácter aplicativo de los aprendizajes (decimos que la persona es competente cuando es capaz de resolver problemas propios de su ámbito de actuación) y también su carácter dinámico (esto es, se adquieren y desarrollan en la acción y también se perfeccionan gracias a la misma acción). Entendiendo, evaluando y creando desde el producto de estas dos características, se generarán mejores prácticas educativas y se lograra un superior desempeño docente.

 

AUTORES:

Dra. Rocio de Prato, PDra.

DIRECTORA INSTITUTO DE CAPACITACION DOMINICANA, ICD